miércoles, enero 04, 2017

Burrócratas -- Poema

De pronto
y como si nada
me llegó la muerte
la inesperada
la que ignoramos
la que ni siquiera pensamos.

De pronto
casi sin querer
llegó sorpresivo ese momento
y yo en alpargatas
sin cajón
sin siquiera una vida que recordar
y que pase como fotogramas
por delante de mis párpados yertos.

De pronto
los que amaron me rodearon
y mancharon sus pañuelos
con mocos, rimel y lágrimas.
Y algunos reían de viejas anécdotas
y otros repetían historias
que jamás sucedieron realmente.

De pronto
hubo un alguien en algún rincón
que desajustó su corbata
se fregó la frente y volvió a revisar
los papeles que en un maletín traía.

De pronto
carraspeó y sonrió nervioso
y con gesto adusto
me explicó no sé qué cosa.
Entre gritos y corridasabrí los ojos
como si la muerte fuera
un momento que a quien le importa
mientras transitamos
entre esto y aquello.

martes, noviembre 29, 2016

Manipuladora envilecida -- Poema

Maldita
maldita y ciega,
maldita ciega y necia,
maldita, ciega, necia y cruel
maldita, ciega, necia, cruel y maldita
maldita
y mil y un veces maldita.

Que aprietas los ojos
y a otras verdades niegas
y te burlas del sentir del otro,
de sus creencias, sus tristezas
y sus modos.

Cada día me matas por la espalda
pero niegas que sea un puñal
la punzante arma que tu mano carga
mientras lo clavas y reclavas
y en lo profundo mientras lloras escarbas
haciendo sangrar mi cuerpo
haciendo sangrar mi alma
queriéndome hacer creer
que lloras porque me amas.

lunes, noviembre 28, 2016

Desazón evolutiva -- Poema


Si es cierto
lo que dicen los diarios
que nuestro gobierno
construye un vallado
que anda dividiendo
la frontera argentino boliviano
entiendo
que el ser humano
ya no tiene remedio.

sábado, noviembre 26, 2016

No hay injusticia que dure cien años -- A Fidel Castro

¿Y ahora,
con qué cara
vas a mirar a Guevara?

¿Vas a poder mirarlo a los ojos
o como un  piojoso
le pedirás a Dios
que lo mande al Congo
buscando liberar a los demonios
de quienes oprimen
sus falacias liberales?

¿Te perdonaron los cubanos
que tan mal la pasaron
y a los que traicionaste
diciendo hermosas palabras
mientras mirabas para otro lado?

¿Y ahora qué Fidel?
¿Qué queda ahora de nuestras vidas?
Eras el último bastión de una ideología
muerta y oprimida con violencia
por el temor iracundo
que te tuvieron las potencias...

Y con todo ese poder
no hiciste nada para cambiar el mundo
y te enriqueciste
siendo funcional a su sistema.

¿Y ahora qué Fidel?
Tuviste las ideas de un revolucionario
el actuar de un tirano y la muerte simple
de un olvidado burgués.

Espero se te abran las puertas del cielo
y que Guevara vestido de portero te atienda
y de una vez por todas
                                      se te haga justicia.



Los Dolores del Valle -- Poema

Collage Dolores Newbery
No duele llorar solo
duele la soledad de estar llorando solo
solo ante una masa de recuerdos
que apretan el pecho
que estrujan al alma
como a un trapo viejo.

La miseria llena de huesos malditos
señala con su largo dedo
la promesa ineludible,
su augurio no es casual,
silenciosa y sin desdén
vendrá también por mí.

Secará mis entrañas,
luego mi pecho, mis manos,
mi lengua, mis oídos, mis ojos,
mi cerebro hasta dejarme
en un mundo miserable
lleno de flores color rosa
y grises vencejos y azules zorzales.

Desde que empezaste a irte
supe sellado el destino.
El tuyo, el mío, el de todos
los que te amamos, vieja loca, vieja linda.

Prometo que el tiempo
no marchitará tu magia
mientras mis lágrimas solitarias
caigan sobre tus recuerdos. 

viernes, noviembre 25, 2016

Desde el infierno -- Poema

Me ahoga esta ausencia de voz
este silencio parisino entre los dedos
esa esbirra idea lacaniana de ser incapaz
de poder ver mi propia mirada
cuando así lo desee.

Me atormenta la idea de vivir
como Balder por siempre junto a Hel
tan solo por negarte
a cambiar tu burlona sonrisa
y derramar al menos una lágrima fingida
.

jueves, noviembre 24, 2016

No nací para eso -- Poema

La flor del miserable (*) - de José Gregorio Parodi Jaramillo

Podría haberme quedado esperando en silencio
pues las esperas vienen acompañadas de paciencia
y como la paciencia es la ciencia de la paz
quedarse en silencio es la más sensata de las esperas. 

Podría sentarme y jugar al Don Pirulero 
con los dedos más gordos que en las manos tengo
y aprovechar la distracción para mirar a otro lado
mientras a mi alrededor la mierda naturalmente sigue fluyendo.

Podría desechar las palabras más amargas 
y dulcificarlas con esperanzas de cotillón
respaldarlas con pelusas de bolsillo y responsabilizar 
a sus agujeros de nuestras pérdidas de respeto y compromiso.

Pero... ¿Sabés qué? Me dí cuenta que no nací para ser indiferente
para quedarme callado, para mirar para otro lado
mientras juego al Don Pirulero y justifico lo injustificable
en un suspiro culpando de todo al agujero que acá nos trajo.

Así que si te mandé al carajo, no creas que es por loco,
que se me reviró un ángel, o que estoy estresado, simplemente
date cuenta que me cansé de tenerte paciencia, de mirar
para otro lado y de colorear con papel picado 
                                                             cada una de tus miserias.

miércoles, noviembre 23, 2016

Desencuentro -- Poema a

Rodeado de presencias homogéneas e indiferentes,
te busqué silencioso entre esas gentes
que eran sombras aburridas, estriñidas y estériles.

Me invadió tu ausencia,
como un rayo en la tormenta
de pronto tuve tres palabras
que fugaces hicieron agua.

Y volvió mi mirada a buscarte en la nada y nada era porque no estabas.

Qué bueno no haber dicho adiós,
qué ganas de seguir sabiendo
el cómo de tus pasos
y la forzada sin razón de tus huellas.